diumenge, 4 de març de 2012

Valencians, catalans i castellans intenten recuperar les baixades fluvials de fusta

LA TRIBUNA DE ALBACETE.- La tradición de los gancheros, los hombres que transportaban la madera aguas abajo, aprovechando la corriente de los ríos, se ha mantenido bien viva en la Sierra del Segura. No así en la parte albaceteña del Júcar, donde también hubo este tipo de transporte. Pero parece que las cosas empiezan a cambiar, en ambos extremos de la ruta, pues los nietos de los gancheros de Priego (Cuenca) y los de Antella y Chelva (Valencia) se han propuesto recuperar esta ruta, que tenía uno de sus puntos clave en Albacete. Con este fin, el sábado 21 y el domingo 22, gancheros de Valencia, Cataluña, Navarra, Euskadi y Castilla-La Mancha se darán cita en Antella, para exhibir su difícil arte transportando medio centenar de troncos sobre las aguas del Júcar. Uno de los principales hitos de la ruta estaba en el término municipal de Fuensanta, donde había un desembarcadero desde el que se transportaban los troncos a la estación de La Roda. Más información en edición impresa de La Tribuna de Albacete.